sábado, 4 de enero de 2014

Otra “aparición” en El Val: el asador-parrilla

Entre mayo y julio de 2013 hemos asistido a la demolición del kiosco-bar junto a la ermita y a continuación, en un pispás, han construido  un hermoso restaurante de madera denominado “Asador-Parrilla La Ermita” que fue inaugurado en noviembre del mismo año y se anuncia en Internet con gran profusión fotográfica de carnes y asados. De paso han ampliado el espacio que ocupaban anteriormente el edificio y las mesas. Es normal que la ermita tenga un espacio alrededor de la misma para celebraciones de romerías, pero ¿por qué no se pensó en eso cuando se permitió que construyeran viviendas tan cerca de ella? Ahora ya no tiene remedio.

Antes era un terreno de uso público y ahora lo delimitan con vallas de madera donde, aunque tienen entradas, se indica que eso es de uso privado . ¿De quién es, pues, ese espacio? Que lo sepan todos los vecinos: ese espacio que rodea a la ermita, en el Plan  Urbanístico del Val es zona verde y espacio religioso y no una zona privada con bar restaurante, que es en lo que se ha convertido, no sabemos por qué articulo.
También hemos observado que donde había un pino que cortaron en mayo del 2006 y no lo repusieron, han hecho una valla de ladrillos, apropiándoselo también la ermita. ¿Es que les estorbaba el pino para hacer la valla? Por cierto, ¿dónde han plantado los árboles correspondientes al pino desaparecido, como dice la ley de Arbolado Urbano de la CAM?

Pero nuestro asombro es aún mayor cuando nos hemos enterado de que todo lo realizado en esa parcela se ha hecho de forma ilegal, ya que no habían solicitado licencia de obras: el lunes 25-11-2013 la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de la ciudad trató en el punto 6 del Orden del Día la siguiente petición: “D. ... , en representación de Cofradía Ntra. Sra. del Val, solicita licencia de obras para demolición del antiguo kiosco de chapa y trasera de ladrillos sito en Avda. Virgen del Val, 69 (Ermita)”. (Fin de la cita)

No es de extrañar que quien corresponda acuda al Ayuntamiento a pedir la licencia de construcción y primera ocupación después de transcurridos cuatro meses de estar construido y en pleno negocio, ya que en temas urbanísticos en esta ciudad, cada constructor ha hecho lo que le ha convenido y nunca ha pasado nada. Aquí no vienen inspectores.

El que estas actuaciones urbanísticas, ilegales, se hayan hecho y sigan haciéndose por parte de los constructores y siendo consentidas por el Ayuntamiento no quiere decir que una institución de la Iglesia haga lo mismo, porque entonces ¡vaya ejemplo que nos da! Porque cualquiera puede estar pensando: ¿pero también la Iglesia está especulando con el ladrillo y haciendo bares ilegales? Creíamos que a esto no se dedicaba.

Si este negocio sigue siendo de la Iglesia, la que hace “tanto por tantos” pero siempre con nuestros impuestos y la buena voluntad del pueblo llano y en crisis, pues echemos pelillos a la mar. Eso sí, en casos como este no sigamos su ejemplo y si tienen ustedes que hacer obra en su casa o comunidad de vecinos pidan la correspondiente licencia con antelación si no quieren ser multados, como sabemos muy bien. En este país todavía hay quienes gozan de privilegios económicos y fiscales que, con 35 años de democracia, ningún gobierno ha querido erradicar.

1 comentario:

  1. Vaya panda de sin oficios que sois todos los que pierden el tiempo en publicar cosas que no podéis respaldar con nada, porque en vez molestar a gente que lo único que hace es generar empleo, no os dedicais a denunciar problemas que realmente sean problemas para todos los alcalaínos. Señores, ser feliz y vivir en armonía es muy fácil, no lo hagamos mas duro de lo que es. Además, mis hijos juegan y se divierten tranquilamente en ese sitio, mientras mi familia y amigos comemos y charlamos. Así que yo apoyo al asador parrilla la ermita....

    ResponderEliminar